Chamanismo Transcultural (Curación Chamánica)

    ¿Qué es el chamanismo?

    El chamanismo es un legado ancestral que forma parte del ser humano desde mucho antes que existieran la religión, la filosofía, la ciencia o la medicina.
    Así que en esencia fue una herramienta de supervivencia en un tiempo en el cual el ser humano vivía en total contacto con la naturaleza y necesitaba saber qué comer, como conseguir alimento, con que plantas podía curarse… en definitiva sobrevivir. Así que en cada tribu había una persona o personas encargadas de traer información útil y curación a su comunidad. Para ello estas personas seguían lo que conocemos como metodología chamánica.

    El chamanismo sin ser una religión ha influenciado a todas las tradiciones espirituales en el planeta, pues fue el primer contacto que tuvo el ser humano con lo espiritual. Este fenómeno se dio en todo el mundo.

    La palabra ‘chamán’ proviene de Siberia y significa el/la que ve, que sabe, que cura, que viaja… Esta palabra se ha estandarizado, pero en cada cultura hay palabras diferentes para denominar al que realiza este trabajo.

    Un chamán o persona que practica chamanismo altera su estado de conciencia con una finalidad, que es poder percibir la realidad espiritual de las cosas, la raíz espiritual de un problema. El chamán se comunica con las realidades espirituales en las que se mueve para traer información y curación a sí mismo y a su comunidad.

    En estas realidades espirituales en las que el chamán se mueve, contacta con entidades espirituales de ayuda, maestros\as, ancestros\as y animales de poder los cuales se encargaran de curar y facilitar información a través de este. Así que un chamán para curar se hace uno con sus espíritus, es un mediador entre las realidades física y espiritual.

     

    ¿Qué es el chamanismo transcultural?

    Es aquel que recoge todas las prácticas esenciales o universales comunes en todas las culturas chamánicas del planeta independientemente de los aspectos estrictamente culturales de cada tradición chamánica. Es decir, todos los chamanes y chamanas del mundo hacen exactamente lo mismo pero de diferentes formas.

     

    ¿Qué cura el chamán?

    No todo lo cura el chamán. El chamán o practicante chamánico (termino más adecuado hoy en día entre los que practicamos chamanismo, ya que son los demás los que tienen que decir si somos efectivos en nuestro trabajo o no) puede curar todo aquello que tenga una raíz espiritual. Si la causa de una problemática es espiritual allí es donde el chamanismo es efectivo. Si la raíz del problema es otra, habrá que buscar otra ayuda o especialidad.

    No obstante la curación chamánica puede ser un buen complemento para que un tratamiento médico funcione mejor, ya que la persona va a estar espiritualmente más fuerte y animada.
    A continuación enumeraré las diferentes curaciones y trabajos que se hacen en chamanismo.

     

    Recuperación de Alma

    A causa de un trauma, susto, accidente, perdida de un ser querido, separación o ruptura sentimental, abusos, cirugía… cualquier cosa que haya sido traumática para nosotros puede pasar que perdamos una porción de nuestra esencia vital, de nuestra alma.
    Cuando esto pasa tenemos menos poder espiritual, menos vitalidad, tendemos a enfermar, deprimirnos, estar ausentes y sentir que no encajamos ni con los demás ni donde estamos, somos más influenciables, manipulables y al estar espiritualmente más débiles podemos tener tendencia a cargarnos de negatividad. Hay gente que cae en adicciones por intentar instintivamente
    llenar con algo ese hueco o vacío que queda en nosotros al perder alma.

    El trabajo de ‘recuperación de alma’ consiste en traer de vuelta esa porción de alma, de esencia vital y devolverla a la persona para que de manera gradual vaya recuperando su fuerza y vitalidad así como que se produzcan cambios positivos en su conducta, manera de ver las cosas, sentimientos, pensamientos, en general cambios positivos en la persona y su manera de vivir, pues está
    ahora más completa.

     

    Recuperación de Animal de Poder

    Normalmente todo el mundo nace con un ‘animal de poder’ o ‘tótem’ (hay diferentes palabras para denominar a estos). Un animal de poder es un espíritu protector que se manifiesta en forma de animal. Cada animal tiene sus cualidades que comparte con nosotros, una medicina, sabiduría, fuerza, guía… comparte al poder del universo que este representa. Como en nuestra cultura
    no sabemos esto a veces conforme crecemos se nos van. Cuando esto pasa estamos desprotegidos, desanimados, flojos, con menos autoestima y se tiende a enfermar. Esto no le pasa a todo el mundo, pero cuando pasa se denomina ‘perdida de animal de poder’. La recuperación de animal de poder consiste en traer de vuelta ese animal de poder que se nos fue para que esté de nuevo con
    nosotros.

    El animal de poder nos da poder espiritual, protección tanto física como psíquica y nos guía en nuestro camino. También en el caso de no tener perdida de animal de poder se puede ver qué
    animal está con la persona para que esta así lo sepa y se enseña a trabajar con este y algunas prácticas espirituales que puede uno hacer para mantenerlo y no perderlo.

     

    Extracción

    Es la curación chamánica por excelencia. Los humanos al enojarnos, criticar, envidiar… podemos generar emociones negativas hacia los demás. Estas pueden llegar a la persona a la que van dirigidas (ya sea sin ser consciente de ello el que lo envía o ya sea a conciencia) y entrar en una zona de su cuerpo causando dolor y enfermedad. También si estamos en un lugar cargado energéticamente como un hospital, el metro de una gran ciudad, un hogar donde hay mal ambiente… podemos contaminarnos.

    El practicante chamánico puede ver, sacar y neutralizar estas energías que se conocen como ‘intrusión espiritual localizada’ para que ya no dañen a la persona.

     

    Trabajos con la muerte (psicopompo)

    El practicante chamánico es un intermediario entre las dos realidades, la física y la espiritual. Así que una de las tareas importantes que se hacen en los procesos de muerte o transición de una realidad a otra es el de ayudar a las almas a cruzar al más allá. Esto se conoce como ‘psicopompo’, que significa aquel que guía a las almas.
    Cuando algún alma que necesita ayuda a trascender se nos acerca nos puede influenciar generándonos mal estar, cansancio, temor, tristeza… En algunos casos estos pueden entrar en alguna parte del cuerpo de la persona o en casos aislados hacerse con el cuerpo de esta. Cuando esto pasa se procede al trabajo de ‘desposesión’.
    El practicante chamánico ayuda a las almas a pasar a la otra realidad. Ayuda al «muerto» y al vivo.
    También se puede chequear si un familiar que haya fallecido esta bien ya en la otra realidad o si por lo contrario estuviera aún en esta ayudarle a cruzar al más allá.

     

    Limpieza de un lugar

    Una tarea que es bastante común es la de limpiar o sanar un lugar. Suele pasar que al igual que se acumula suciedad física en nuestros hogares se acumule también otro tipo de suciedad más sutil. Un hogar, negocio, cualquier lugar puede cargarse de emociones negativas generadas por los humanos y estas pueden permanecer ahí por un tiempo o en algunos casos por mucho tiempo,
    especialmente en lugares antiguos que acumulan mucha historia, o donde hayan pasado hechos desagradables. También puede pasar que pueda haber alguna o algunas almas que no hayan trascendido y estén merodeando en el lugar o si habían vivido allí sigan en el sitio. Cuando esto sucede se limpia el lugar y si hay alguna alma que necesita ayuda a pasar a la otra realidad se le
    lleva.

     

    Adivinación

    En el chamanismo se utilizan métodos y técnicas para traer información que al consultante le pueda ser útil en un momento de su vida en el que necesite orientación.

     

    Trabajo con los sueños

    Los sueños son muy importantes desde un punto de vista chamánico, ya que son manifestaciones de nuestra alma y de los espíritus. Nos hablan y dan mucha información. En especial aquellos sueños recurrentes o que nos marcan son aquellos a los que deberíamos prestar atención.
    Desde la metodología chamánica se pueden interpretar los sueños, así como trabajar con ellos para nuestro bienestar personal.

     

    Viaje Chamánico

    Es la herramienta principal del practicante chamánico a través de la cual uno puede alterando su estado de conciencia mediante el uso de la percusión monótona con el sonido del tambor o la maraca viajar a otras realidades con un fin.
    Se enseña a la persona a realizar estos viajes por sí mismo con el objetivo de sanarse a sí mismo y encontrar soluciones a problemas que tenga.
    Una vez aprenda el método ya puede usarlo en su vida diaria conectando con sus espíritus de ayuda, maestros/as y animales de poder, los cuales le darán la información o curaciones que necesite.

     

    Curaciones y trabajos a distancia

    Cuando la situación lo requiere, ya sea que alguien que necesita ayuda esté ingresado en un hospital, ya sea que se viva en otro país y se necesite la ayuda, o por situaciones como por ejemplo hoy en día la pandemia no sea posible realizar sesiones presenciales, todos los trabajos enumerados
    anteriormente pueden realizarse a distancia, pues son trabajos espirituales y para el espíritu no existe el espacio-tiempo.

    Más info y reservas: 696 877 881 (Tony Calvo)